Ciudades coloniales para visitar en México

Aunque, por obvias razones, México no es un destino para visitar castillos y vestigios de ciudades medievales, sí es un lugar perfecto para el turismo cultural. Mientras en Europa florecía la sociedad feudal y el contexto sociopolítico, artístico y filosófico que dio lugar a lo que hoy conocemos como Edad Media, en nuestro continente, algunas de las civilizaciones mesoamericanas más importantes alcanzaban su plenitud.

Los viajes de exploración que dieron lugar al “descubrimiento” de América, que partieron de distintas naciones europeas en la época del Renacimiento, dieron como resultado la colonización del territorio y la eventual instauración de virreinatos en distintas regiones del continente.

Si bien el periodo colonial puede considerarse desde un punto de vista negativo, como una etapa de opresión y explotación, también propició un sincretismo cultural, gracias al cual hoy somos poseedores de una rica herencia. Edificios, monumentos, calles y pueblos enteros construidos en la época colonial son parte fundamental de esa riqueza cultural. Lo mejor de todo es que esos tesoros pueden admirarse en muchas ciudades del país.

Por eso en esta ocasión hacemos sólo una modesta selección de algunos de los destinos coloniales más interesantes del país. Por supuesto, no son los únicos, pero cualquiera de ellos puede ser una excelente opción para planear unas vacaciones, aprovechando las ofertas de los vuelos Interjet.

Puebla

Cuenta una leyenda que el trazo de la ciudad de Puebla fue inspirado por los ángeles; por eso es que sus calles centrales forman una retícula perfecta y todas ellas conducen al zócalo de la ciudad. Esta es la primera razón por la que visitarla es toda una experiencia cultural, ya que dicho trazo corresponde al de diversas ciudades renacentistas europeas. La Catedral Metropolitana, la Casa de la Cultura y la Biblioteca Palafoxiana son otros de los edificios que engalanan Puebla y nos remontan a su grandeza colonial.

Guanajuato

La capital del estado del mismo nombre fue otra de las ciudades importantes del virreinato, debido a las relevantes aportaciones del territorio para la industria de la minería. De hecho, las calles zigzagueantes y angostas, con abruptas subidas y descensos, recuerdan a las ciudades medievales. Guanajuato también fue el escenario para importantes episodios de la historia de México y la mayoría de sus calles y edificios guardan vestigios de ello.

Querétaro

El emblemático acueducto queretano es sólo una de las edificaciones coloniales que pueden admirarse en este pequeño, pero maravilloso estado. De nueva cuenta, los templos, los edificios públicos y el zócalo de la ciudad son algunas de las obras más representativas de esta época.

Ciudad de México

Naturalmente, no podíamos omitir la capital del país, que en su momento fue capital de uno de los virreinatos más importantes de la Corona Española. El zócalo de la Ciudad de México y los edificios que lo rodean, así como las principales calles del Centro Histórico ofrecen un viaje en el tiempo para todo visitante. Otra cualidad sorprendente del Centro Histórico es que junto a los principales edificios que reconstruyen nuestro pasado colonial, se levantan vestigios arqueológicos que hablan del glorioso imperio azteca.